Primer Derecho Fundamental

Visitan este blog

Los sábados, me apunto.

Acercándose la Navidad.


Y yo con éstos pelos.

El trabajo, la familia, los amigos... Un ratito de meditación no vendría mal antes de afrontar con alguna garantía la celebración del Nacimiento de Jesús, el Niño-Dios. Y digo "alguna garantía" por no decir "siendo conscientes de" o "dándole sentido a".

Voy a ello.

No somos nadie.


¡Qué vida ésta!!

Han pasado cinco meses desde mi anterior entrada en el blog, y no ha pasado nada. Tampoco lo he echado de menos, fíjate. Mi desconexión temporal voluntaria de internet a nadie ha preocupado, ni siquiera a mi mismo. Alguien podría preguntarse..¿Y en base a qué tenemos que preocuparnos de un fulano anónimo que escribe paparruchas en un blog? ¿A quién le interesa?

Pues tendría toda la razón. Y es que no somos nadie.

El que escribe, y evidentemente, también el que se lo pregunte...

Datos impersonales

Mi foto
Ahora, entre nosotros, por la paz de Dios, ahora, entre nosotros, se puede contar la verdad: ya hay fuerza para echar raíces, y bondad para hacerse viejo. Al fin hemos encontrado cosas en común, y al fin, un acuerdo y un credo, y ahora yo puedo escribir sin riesgo, y tú, también sin riesgo, puedes leer. G.K.Chesterton.