Primer Derecho Fundamental

Visitan este blog

Los sábados, me apunto.

Cumpleaños Feliz.




Amigo mío,

¿Cómo puedo describir lo que he aprendido de ti todos estos años? ¿Cómo responder de forma adecuada a la riqueza de pensar de forma diferente, de aprender a sentir de forma distinta, de valorar cosas que por mi mismo hubiese sido incapaz de valorar?

¿Qué regalarte en la medida que me has regalado? ¿Cómo llegar a premiar el recorrido de amistad a lo largo de treinta años? ¿Cómo voy a ser capaz de agradecer tus silencios en los momentos de angustia y el placer de compartir mis alegrías cuando la vida me ha sonreído?

Eres tú, en el día de tu cumpleaños, quien nos hace a los que te queremos un gran regalo. Porque es Dios, con tu nacimiento, el que ha repartido entre nosotros el don y el privilegio, indispensable para mi, de hacer camino a tu lado.

Un fuerte abrazo, querido amigo.

Alta Política.


Frase política del día:

"Informo categóricamente a los ciudadanos del país que desde este preciso instante, quedan informados"

(comentario atribuido a Pepe Blanco en un breve, pero intenso, momento de lucidez...)

Lluvia de septiembre.



Hoy Dios toca el piano sobre todas las aceras.

Y a cada uno que escucha la sinfonía de sonidos -en forma de gruesas gotas, o chirimiri de rocío fresco-, chocando rítmicamente en el fondo del corazón, le suena diferente. Como aquel niño que se refugia de los rayos, apenas previendo la tormenta que atenazará con fuerza sus decisiones y hará de su libertad, su senda cierta; o aquel que mira a través de los cristales, preguntándose cómo ha podido dejar que sus sueños se le escapasen como gotas de lluvia entre sus dedos; o aquel que luchó y fracasó, y ahora el agua lava las heridas susurrándole al oído que tiene derecho a ser feliz.

O aquel que amó con esperanza, y sirvió hasta el anochecer de su vida, sonriendo.

Boomp3.com

Nuevo curso.



Pongo a enfriar septiembre junto al Moët Chandon.

Ya vuelvo al trabajo, colorado por el esfuerzo hasta coger velocidad de crucero. He separado los lápices de colores, plastificado los libros y arrancado las telarañas del fondo de mi pupitre de madera. He planchado mi uniforme azul.

Hay novedades escritas en la pizarra y nuevos ojos que todo lo leen.

Vuelvo a ser tímido; atento. Especialmente vulnerable cuando abro la botella de champán y dejo correr las burbujas de septiembre en el primer día de clase.

Datos impersonales

Mi foto
Ahora, entre nosotros, por la paz de Dios, ahora, entre nosotros, se puede contar la verdad: ya hay fuerza para echar raíces, y bondad para hacerse viejo. Al fin hemos encontrado cosas en común, y al fin, un acuerdo y un credo, y ahora yo puedo escribir sin riesgo, y tú, también sin riesgo, puedes leer. G.K.Chesterton.